Lo que uno desea y lo que en realidad es

Llevo unos cuantos años (por suerte o por desgracia) en este fantástico mundo de vender dinero. Si como lo oyen mejor dicho como lo leen “vendo dinero”. Algunos les puede parecer raro pero en realidad es así.

Pero para vender dinero se tiene que dar dos casos, primero tener dinero para vender y segundo tener a alguien que necesite comprar.

El primero de los casos el de tener dinero para vender, por suerte lo tengo resuelto. Gracias a mis dotes comunicativas, mi capacidad de persuasión acompañada con algo de suerte y como no responsabilidad, calidad, confianza y trabajo (me vendo bien eh?) tengo a particulares que confían en mí y en mi plataforma, y me permiten vender su dinero al interés que ellos crean realmente vale su dinero.

Créanme si les digo que si por mi fuera ¡me gustaría vender más dinero! del que realmente vendo pero la realidad el entorno y la situación solo me permiten realizar esas ventas cuando puedo ofrecer algo a cambio.

El segundo caso el comprador de dinero. Este perfil siempre existe y existirá con más o menos calidad y cantidad. Tu tienes un producto y necesitas compradores pero con el tiempo te haces más exigente y pides que tu producto lo lleven compradores de calidad.

Pero esto de los compradores de calidad ¿que significa?. Partiremos de que la exigencia no exime de raza, religión o política por lo tanto el abanico se abre bastante pero ¿en que se resume “la calidad” a la hora de vender dinero?.

Trato a menudo con un montón de intermediarios, agentes, colaboradores, abogados, asesores y demás tribu urbana/financiera, que siempre me vienen con solicitudes de comprar dinero que uno desea creer que se puede hacer y otro es que la realidad dice que no se puede hacer.

Tu recibes como un cliente te ofrece una garantía y te quiere comprar dinero y en realidad tu y todos deseamos venderle ese dinero, pero la realidad dice que esa garantía no vale lo que se pide, o no esta registrada es decir (no existe legalmente),o no es el cliente que lo pide y firma con un poder, o no tiene un plan para devolver el dinero que compra, o simplemente tiene más deuda de lo que en realidad vale, y lamentablemente la realidad es que no podemos venderte dinero.

Moraleja:

En los prestamos entre particulares muchas veces ocurre lo que en realidad es y no lo que uno desea”

 

 

 

¿Te ha gustado este articulo?

Si te interesa recibir información sobre Prestamos entre Particulares P2P lending o Capital privado puedes suscribirte a mi blog

Sin spam ni compromisos hasta que tu quieras