Ventajas e inconvenientes de los Microcréditos

Los microcréditos constituyen un producto financiero que ofrece la oportunidad de conseguir dinero rapido. Estos creditos rapidos, por lo tanto, suponen una derivación del sistema tradicional de préstamo.

Efectivamente, los microcréditos están pensados para un sector de la población que, por su escasez de recursos, no puede permitirse el acceso a los préstamos convencionales.

Antes de tomar decisiones a la ligera, conviene tener en cuenta una serie de ventajas e inconvenientes asociados a los microcréditos.

microcréditos_dinero_rapido

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS MICROCRÉDITOS

Entre las primeras, destacan las siguientes:

Rapidez. Los microcréditos pueden servir para salir de un apuro (llegar a fin de mes, el pago de una multa…). Son una opción interesante para conseguir liquidez y afrontar un pago urgente.

Flexibilidad. Es posible devolver el préstamo antes de la fecha de vencimiento (generalmente, treinta días) o pedir prórrogas, en caso de no poder pagar en la fecha señalada.

Libertad. Los fondos recibidos pueden gastarse sin necesidad de dar explicación alguna acerca del proyecto.

Confidencialidad. Un punto muy similar al anterior. Se guardará secreto acerca de los datos. No en vano, rige la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales (LOPD).

Sin requisitos. Solo hay que residir en España, ser mayor de edad y disponer de teléfono móvil y cuenta bancaria. Los hay, incluso, para quienes no tienen nómina o gratuitos (primera oferta promocional).

También deben valorarse algunos inconvenientes, como los señalados, a continuación:

Alto coste medio de contratación. Los intereses analizados llegan a superar, ampliamente, el 1.000% TAE, lo que representa una comisión realmente elevada. Se trata de un concepto que depende del importe y el plazo de devolución. A grandes rasgos, el coste medio diario se establece entre el 0,8 y el 1% TAE.

EL COSTE DEL DINERO RAPIDO

En resumen, a cambio de la rapidez y el riesgo de impagos (por la escasa exigencia de garantías), se imponen comisiones e intereses elevados.

Tipo de interés elevado. Entraña otro riesgo en el que se puede incurrir. Encadenar la demanda de créditos rápidos puede degenerar en una espiral de peticiones de más microcréditos para pagar los intereses de los anteriores (por ejemplo, 60 euros de intereses para un préstamos de 300 euros, el cual debe devolverse en treinta días).

Los factores explicativos de estas particulares tasas de interés son el costo de los fondos, los gastos operativos y concesión de préstamos incobrables y las utilidades.

Endeudamiento crónico. Relacionado con la desventaja anterior. El recurso a las prórrogas, de hecho, implica abonar, igualmente, altos intereses de demora. La bancarrota y el embargo de bienes serían las últimas consecuencias fatales.

En definitiva, los microcréditos son una opción válida para salvar complicaciones excepcionales o extraordinarias. Si se recurre a ellos para algún capricho o de manera general y se goza de unas condiciones financieras aceptables, hay que tener en cuenta productos financieros que ofrecen condiciones que pueden compensar más.