Cuando prestas dinero a hijos o familiares, puede convertirse en una bendición para el que recibe y un problema para el que presta.

Normalmente no tenemos el conocimiento sobre cómo prestar dinero a un familiar legalmente, y no es tan sencillo como acompañar con el familiar al banco y entregar nuestro dinero. Prestar dinero entre familiares puede interpretarse a nivel fiscal como donaciones.

La línea roja que separa un préstamo de una donación es muy estrecha si no hacemos las cosas bien.

Cómo prestar dinero a un familiar legalmente

Esta es la típica situación en la que nos podemos encontrar a lo largo de nuestra vida:

Padre e hijo tienen una charla para tratar su temas financieros.

HIJO: Papá. Acabo de reunirme con los colegas y por fin vamos a montar una star-up.

PADRE: Una start-? ¿Qué es eso?

HIJO: Jod…r papá. No te enteras. Te lo había dicho la semana pasada. El negocio es una web que emite videos de youtube para sedar pollos antes de que los degollen. Es un negocio seguro. ¿Sabes cuántos pollos matan al día?

PADRE: Me imagino que unos cuantos.

HIJO: Pues imagina. Si solo conseguimos un 1% de todos los pollos que matan al día, el negocio es perfecto.

PADRE: Me parece muy bien (jajaja), a ver si tenéis suerte.

HIJO: Guay. ¿Me puedes prestar 50.000€?

PADRE: ¿Comorrrrr? Oye, ponme un video de esos que ponéis a los pollos, por favor.

En esta situación el hijo le solicita al padre que le preste 50.000€, y el padre se decide a apostar por su hijo y le presta los 50.000€ para su negocio.

Cómo es su hijo y está empezando su negocio, le hace una trasferencia a su cuenta y se acabó. Al fin y al cabo es su hijo: quiere que le salga económico y que se lo devuelve cuando pueda… ERROR.

Siempre que se deja dinero a un familiar, éste tiene que cumplir con unos plazos de devolución. Existe la costumbre de recibir el dinero de un familiar y devolverlo todo al final. La forma de devolución se puede interpretar por parte de hacienda como una donación encubierta.

En la Ley Tributaria de IRPF, en relación a los préstamos entre particulares, existe la “presunción de que son retribuidos”. En los préstamos de padres a hijos es normal que se pacten condiciones muy favorables, como intereses muy bajos o directamente gratuitos.

Un préstamo a un familiar no suele considerarse como un negocio económico en el cual el familiar se pueda beneficiar. Por tanto es necesario documentar bien el proceso para evitar problemas.

Ya sabes que en el caso de que exista la interpretación de donar dinero a un familiar y no hayamos tributado por ello, ya tenemos lío fiscal.

En la Ley Tributaria se indica que puede existir un conflicto que  “cuando existan actos que sean artificiosos o impropios para la consecución del resultado obtenido”, vamos que si te pillan con el objetivo de pagar menos impuestos la has liado, y hoy en día hacienda lo mira todo.

Cuánto dinero se puede dar a un hijo sin pagar impuestos

Existe una creencia popular en cuanto a percibir una cantidad de dinero exenta de tributos.

Una de las creencias más extendidas, es la de no tener que declarar nada que supere los 3.000€. Esto también viene de la mano de las retribuciones laborales: creemos que si no ganamos más de una cantidad concreta no debemos declarar nada.

Estamos totalmente equivocados.

Estos límites vienen relacionados con la obligación de los bancos de informar a Hacienda de los ingresos o retiradas de efectivo que superen los 3.000€.

En consecuencia no se puede saber cuánto dinero se puede prestar o dar a un hijo sin declarar o pagar impuestos, ya que esto va relacionado directamente a lo que refleje tu cuenta bancaria y que estará o no bajo la lupa de Hacienda.

Contrato para prestar dinero a familiares

Cuando prestas dinero a un hijo o un familiar tienes esa sensación de que te lo devolverán cuando te mueras, es decir, un préstamo sin retorno. Suena un poco fuerte y no te lo dicen a la cara, pero en la mayoría de las ocasiones es verdad “y lo sabes”.

Prestar dinero a un familiar en la mayoría de las ocasiones suele acabar en conflicto, y más si es prestar dinero a un hijo. En muchas ocasiones tendrás que dar el dinero por perdido el mismo día que lo prestas.

Pero si queremos evitar que además Hacienda nos reclame esa gestión, tenemos que recordar que un préstamo perpetuo sin ningún tipo de liquidación puede ser interpretado como una donación.

Hay que tener mucho cuidado con este tema. Si no lo hacemos bien, además de perder nuestro dinero, hemos visto en el punto anterior que dejar dinero a un familiar puede convertirse en un delito fiscal.

Para hacer las cosas bien sería conveniente plasmar las condiciones en un contrato de préstamo entre particulares correctamente detallado. Aquí tienes un ejemplo que puedes utilizar:

Ejemplo de contrato de préstamo entre particulares

1# Lugar y fecha de celebración.
Madrid a 16 de Enero de 2016

2# Datos identificativos del solicitante prestatario y del prestamista o inversor.
De una parte Don Alonso Quijano, con DNI/CIF 12345678T, estado civil enamorado, con domicilio en la Calle Su merced, piso 1, puerta A, Código postal 25025 Villanueva de los Infantes,  Toledo, en adelante el PRESTAMISTA.

De otra parte Don Sancho Panza , con DNI/CIF 9876542T, estado civil soltero con domicilio en la calle Calle Su merced, piso 1, puerta A, Código postal 25025 Villanueva de los Infantes,  Toledo, en adelante el adelante el PRESTATARIO.

3# Finalidad del préstamo y forma de entrega
La parte prestamista realiza un prestamo por importe de 150 maravedíes entregados en mano, para realizar el viaje como escudero en prácticas en la búsqueda de Dulcinea del Toboso.

4# Forma de pago y plazo de devolución.
Se pacta la devolución del prestamo en 12 meses a partir del de la fecha de firma en 12 cuotas mensuales.

5# Intereses que se aplican a prestamo.
Al prestamo firmado se le aplicara un 8% del capital prestado, equivalente a 12 maravedís.

6# Se puede incluir cláusulas en caso de incumplimiento del préstamo. Por ejemplo: “En caso de impago el prestatario tendrá que hacerme la cena”.

Este modelo sería un contrato tipo como ejemplo de lo que se puede y se debe realizar con un préstamo entre familiares o amigos.

Finalmente este acuerdo plasmado puede quedar reflejado en un contrato privado, o simplemente acudir a un notario para elevar  una escritura de préstamo a público, con estos pasos realizaremos el trámite legalmente y sin futuros problemas con Hacienda.

Resumiendo:

Es conveniente educar a la gente y sobre todo a los familiares de que prestar dinero legalmente tiene dos direcciones: una de ida y otra de vuelta.

En el caso de que haya sola dirección habrá un perjudicado en el caso de que no se hagan las cosas legalmente.

Pulsa aquí si necesitas consultar más información sobre financiación

Este artículo ha recopilado información de los siguientes medios:

Menú de cierre