Recuperación inmobiliaria en 20 provincias

 

Desde el crack de la burbuja inmobiliaria en 2007, y tras siete años de continuo descenso en el valor de la vivienda, la recuperación inmobiliaria en 20 provincias Españolas, hace un nuevo guiño al sector de la vivienda que tanto castigo ha sufrido durante esta crisis.

Según un informe de la consultora Deloite, en el año 2013 solo ocho provincias mostraban signos de mejoría, este año 2014 doce provincias más se han sumado al grupo de recuperación inmobiliaria.

#1. Provincias con síntomas de recuperación

Las veinte provincias afortunadas Madrid, Alava, Barcelona, Guipúzcua, Vizcaya, Navarra, Cantabria, Zaragoza, A Coruña, Lérida, Baleares, Segovia, Valencia, Asturias, Huesca, Burgos, Valladolid, Falencia y Soria son las zonas que mayor influencia tendrán sobre los aspectos que conlleva la recuperación inmobiliaria (hipotecas, construcción, flujos de inmigración, etc).

Almería, Ciudad Real, Toledo y Castellón sufrirán un mayor letargo, su coyuntura macro económica y el exceso de oferta de activos inmobiliarios, influyen notablemente en esta recuperación.

Las 25 provincias restantes quedan para una segunda temporada como si de una serie televisiva se tratase.

La Recuperación inmobiliaria en 20 provincias Españolas

 

 

#2. Las dos Españas

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.”

Poema de Antonio Machado

Casi como cual profecía de Nostradamus, Antonio Machado nos brinda en este poema “las dos Españas”, una clara visión de que el mercado inmobiliaria español sigue descompensado geográficamente.

Aparentemente existen dos fases de recuperación que indican que el norte va a salir antes que el sur. El motivo principal de dicha recuperación, es que la construcción en la zona Norte no es vacacional, sin embargo en el sur esta creció de forma brusca e imparable.

Para elaborar estos datos de discriminación geográfica, Deloite ha fundamentado su estudio cruzando datos y variables entre provincias, sacando en clave dos factores influyentes.

Factores Grupo A

Cantidad de stock de viviendas por habitante

El porcentaje de ingresos que hay que destinar al pago de la hipoteca

El ratio de alquileres sobre compraventa,

El precio medio de los pisos

Factores Grupo B

La Evolución del PIB

Población

Natalidad

%Personas en edad de compraventa de vivienda

Flujos migratorios

La tasa de desempleo

 

3#. La tasa de esfuerzo

La tasa de esfuerzo media de los hogares españoles, esto es, el porcentaje de renta bruta que una familia dedica al pago de su hipoteca, ha descendido progresivamente hasta situarse en el 33%. Este descenso se ve influenciado por una bajada en el precio de la vivienda de un 40% desde el comienzo de la crisis.

El precio medio de la vivienda en España es 4,4 veces el salario bruto individual frente al 6,1 de media de la Unión Europea.

Todos estos datos se verán todavía más positivos cuando el flujo del crédito y el acceso a una hipoteca, sea más accesible por parte de la banca. Hasta que este hecho se produzca la recuperación inmobiliaria en España actual circula a dos velocidades.

Fuentes de este articulo: diario Expansión

 

Ya sabes un google+ y un me gusta, para caer bien por las redes sociales y que este articulo sea de visión más popular, seria muy bien agradecido.

2 opiniones en “Recuperación inmobiliaria en 20 provincias”

  1. Bueno:

    Gracias Arturo por el artículo.

    Para empezar desconfío de la Fuente. Si miráis en perspectiva todos los años, según los poderes fácticos, han sido los mejores para comprar y, mientras tanto, la vivienda seguía cayendo cada año.

    Primera pregunta ¿por qué he de fiarme ahora?

    En contra tenemos los siguientes ingredientes:
    – La población se sigue reduciendo: inmigrantes que vuelven a sus países, reducción de esperanza de vida de las personas mayores por los recortes en sanidad y jóvenes que no tienen hijos por una clara falta de expectativas.
    – Hemos dejado de destruir empleo pero seguimos destruyendo la calidad del empleo, es decir, pierden su empleo 100.000 personas con salarios de 1.500 – 2.000 € y encuentran trabajo 150.000 personas por salarios que van de los 700 a los 1.000 €. Esta es la recuperación del mercado laboral que dicen por ahí.
    – Con un escenario de baja demanda ¿qué deben hacer las presiones del mercado? y con estos salarios ¿qué te queda para adquirir una casa?
    – En el norte la situación es menos mala, pero la clase media sigue mermándose.

    A favor tenemos lo siguiente:
    – La situación económica no es mejor que estos años pasados pero el pánico parece que ha acabado.
    – Es decir, cuando esto estalló en 2007 parecía que se iba a acabar el mundo, de hecho había quien hablaba de guerras civiles. De hecho, el euro estuvo a punto de desintegrarse y España estuvo cerca del rescate y corralito en 2012. Y la gente se paralizó y dejó de consumir y el que pudo se llevó su dinero de España.
    – Ahora la situación es peor, pero parece ser que la vida sigue y que los coches siguen circulando por las carretereras (según S Niño Becerra en su libro el Crash de 2010 los coches incluso dejarían de circular, no ha sido así).
    – Entonces los que tienen algo de poder adquisitivo empiezan a consumir y a comprar inmuebles.
    – Tengamos en cuenta que SOBRA DINERO, LO QUE PASA ES QUE NO CIRCULA POR QUE NO HAY CONFIANZA NI DEL CONSUMIDOR NI DEL INVERSOR Y PARECE QUE ESO SE EMPIEZA A RECUPERAR.

    En mi opinión:
    – No tiene ningún sentido de mercado que la vivienda suba en ningún sitio.
    – Pero creo que lo hará a modo de miniburbuja.
    – Porque el español, en general con una cultura financiera baja, no sabe invertir en otra cosa que no sea un pisito.
    – Y eso hará que se mueva el mercado de compra venta de inmuebles pero que… SEGUIRÁN VACÍOS.
    – Pura especulación, estamos deseando que vuelva eso de meter dinero en un piso y venderlo al año siguiente por el doble.

    Un Saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *