Préstamos sólo con el DNI | ¿Es posible?

Contra todo tipo de retrasos y papeleo, a día de hoy podemos conseguir de una manera más rápida y confiable un préstamo en bajos intereses y flexibles plazos de devolución. El único requisito a mostrar será presentar el DNI y en pocos minutos de verificación, podremos tener nuestro micro crédito.

A continuación, te explicaremos cuáles son nuestras mejores soluciones financieras para conseguir este tipo de crédito.

Ventajas de solicitar un crédito online

Hoy en día las personas de cualquier edad, profesión y situación económica han encontrado una excelente alternativa frente a los préstamos bancarios, especialmente para atender situaciones muy específicas en las que necesitan dinero efectivo y no tienen el tiempo para esperar una respuesta de una entidad financiera.

Es un nuevo tipo de crédito, que puedes solicitar por Internet y aunque te sea difícil de creer, el único documento que te piden es el DNI español.

Como beneficio, es un trámite netamente online sin papeles. Debemos ser mayores de 21 años, obviamente tener nuestro DNI y ser titulares de una cuenta en un banco para recibir el dinero del préstamo, sin avales, hipotecas ni nómina.

Como usuarios, debemos de confiar en una plataforma transparente que nos entregue exactamente lo prometido. Por ello, tenemos cifras y plazos flexibles como solución a nuestros problemas más urgentes y contar con nuestro servicio cada vez que lo necesitemos.

Es por esta razón por la que podemos contar con varios servicios, entre los que destacan: préstamos sin nómina, donde no es necesario demostrar que una empresa nos respalda así como también podemos conseguir créditos entre 300 y 1000 euros.

Desde la comodidad de casa, hacemos la solicitud a cualquiera de las entidades financieras online que ofrezcan este servicio.

Préstamos sólo con el DNI | ¿Es posible?
Préstamos sólo con el DNI | ¿Es posible?

Mini créditos cuando los necesites

Muchas de estas entidades aceptan la mayor parte de las solicitudes que les envían, porque confían en sus clientes. No discriminan entre usuarios con antecedentes de morosidad. Esto convierte a los prestatarios en fieles clientes porque podrán hacer uso de estos mini créditos para pequeñas inversiones y acrecentar poco a poco su liquidez. Estos préstamos son el mundo, por lo que te recomendamos visitar nuestra guía sobre minicréditos online, donde te explicamos cómo funcionan.

¿Quiénes pueden solicitar estos préstamos?

Todos los usuarios pueden hacer la solicitud de créditos con el DNI. Esta modalidad es muy popular entre las personas naturales que están excluidas de los sistemas tradicionales financieros de los bancos y empresas privadas como estudiantes, desempleados, morosos, residentes y extranjeros.

Al entrar en el portátil o teléfono, solo tenemos que ingresar en la página y registrarnos con nuestros datos personales, un proceso que en la mayoría de los casos se puede hacer en unos pocos minutos.

Aunque nos encontremos incluidos en algunos de los sistemas de morosidad del sistema español financiero como ASNEF y RAI, podremos hacer la solicitud de tu préstamo o crédito, aunque sí que es cierto que si estamos incluidos en alguna lista de morosidad es probable que no nos concedan este tipo de crédito.

Tenemos varias alternativas para escoger cuál es el plan que más se ajuste a nuestras necesidades como: crédito hipotecario, de tipo fijo, mixto, para refinanciación de deuda, para la compraventa y muchos más.

¿Cómo solicitar el crédito solo con tu DNI?

Este procedimiento es muy simple y en pocos pasos: primero tenemos que clic sobre la opción del préstamo que más nos convenga, según el importe y el tiempo de devolución. A continuación debemos ingresar nuestros datos personales en el registro de la página web de la entidad. Al completar la ficha, hay que seleccionar la opción enviar.

Debemos esperar unos minutos mientras nuestro sistema nos envía un correo electrónico que notifica que el préstamo con DNI ha sido aprobado en su primera etapa. A continuación hay que enviar una copia o una fotografía visible de tu DNI actualizado. Al hacerlo, nos entregarán una copia del contrato y podremos recibir la transferencia del dinero a la cuenta bancaria que hayamos registrado.

Es importante que confirmemos que los datos de la cuenta sean correctos para recibir el dinero. No hay que olvidar leer las condiciones especiales de cada préstamo.

Verificación confiable

Pero, ¿conseguir préstamos con el DNI? ¿No necesitamos aportar más información?.

Hoy en día, los sistemas de inteligencia artificial han automatizado y agilizado cada vez más los procesos. Los softwares están conectados con un data avanzada, actualizada y segura, con la información de todos los clientes. También tienen mecanismos de verificación óptimos con los sistemas de los bancos y otros sistemas financieros.

De esta manera, no tendremos que entregar una carpeta con fotocopias o documentos que respalden la información que suministremos. Con este programa automático, ahorramos un tiempo que puede ser muy valioso para otros menesteres.

Asimismo, estas empresas cuentan con los certificados SSL de seguridad que garantizan que nuestra información esté resguardada contra ataques de virus y malware. Y cumple con los parámetros de navegabilidad, rapidez e interfaz intuitiva.

¿Cómo se calcula lo que vas a pagar?

A diferencia de los créditos que entregan los bancos, que son calculados en base al interés TAE con sus respectivas comisiones de apertura y honorarios, los préstamos online con DNI, utilizan otro tipo de interés porque es una transacción a corto plazo (que suele ser de un mes) y no en un año, como se suele pedir en los créditos tradicionales.

Debido a ello, los plazos de devolución e intereses son menores. Según el importe y el tiempo para devolver tu crédito, el valor va a variar. Al momento de recibir el contrato, se nos indicará claramente exactamente cuánto tenemos que pagar y cuándo. En caso de alguna duda, debemos de consultar previamente antes de firmar.

Impulsa tu negocio

Si nuestro negocio está atravesando por una situación inestable y las cifras rojas están comenzando a ser una preocupación constante, los bancos nos están ahogando con sus altos intereses y los acreedores están empezando a presionarnos con cobros excesivos, es momento de considerar solicitar un préstamo de emergencia que podamos pagar en plazos de devolución cómodos de varios meses.

De esta manera, tendremos tiempo para recuperarnos y poco a poco ir respondiendo a las deudas y evitar la bancarrota.

Hay otros casos en los que contamos con una solidez financiera pero ocurre un siniestro y por trámites engorrosos de los bancos, no podemos hacer efectivo el dinero de forma inmediata. Para estas situaciones extremas, también son muy ventajosos estos tipos de préstamos disponibles las 24h, los 365 días del año.

¿Qué ocurre cuando no puedes cumplir con el pago?

Esta es una situación indeseable para ambas partes. Sin embargo, en caso de ocurrir, seguimos con lo establecido con las normativas legales, las cuales exigen que después de un mes de haberse vencido el primer mes, tendremos que pagar un interés más alto que no supere en 2 puntos porcentuales los intereses normales. Normalmente cobran la comisión por reclamación de posiciones deudoras por los recibos devueltos.

Si transcurre un segundo mes y la deuda no ha sido respondida, nuestros datos son ingresados a la lista de morosidad de ASNEF, lo cual puede causar que futuras solicitudes de créditos sean rechazadas en los bancos.

Finalmente, si transcurre otro mes, se iniciará un proceso judicial en el que el juez encargado intente negociar la deuda entre ambas partes.

Generalmente cuando se trata de importes menores a 1000 euros, las penalidades son menores. En caso contrario, el tribunal es capaz de ordenar el embargo de la nómina u otros bienes.

Créditos solo con el DNI

En realidad, llamarle préstamo solo con DNI no es 100% correcto, porque aunque no se solicita ese papeleo engorroso, si es cierto que se debe aportar algo más, como algún justificante de ingresos regulares que confirmen, junto a la base de datos de estas entidades, que podremos hacer frente a la deuda contraída.

Además, también debemos aportar datos necesarios como un número de cuenta bancaria del que seamos titulares y un correo electrónico en el que recibiremos la copia del contrato, donde se especificará la cantidad prestada, los plazos de devolución y las cuotas a devolver.

Aunque es verdad que puede acceder cualquier cliente a su solicitud, otra característica de este tipo de crédito es que está pensado para personas con poca o ninguna solvencia económica, como desempleados o estudiantes universitarios, y la cantidad ofrecida no suele exceder nunca los 1000 euros.

Por eso, por tratarse de cantidades reducidas tampoco es necesario recurrir a la figura del avalista, ya que presentando estos documentos mínimos la empresa ya intuye que podrás devolver el dinero prestado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *