Conseguir préstamos para cancelar embargos es nuestra última oportunidad antes de perder nuestra vivienda o mal venderla.

Situaciones de crisis económica, pérdida de empleo o negocios ruinosos pueden acarrear momentos económicos delicados.

Estos momentos pueden afectar sobre nuestra economía y provocar impagos, deudas o atrasos que pueden afectar sobre nuestro patrimonio mediante un embargo judicial sobre nuestros bienes.

La solución para estas situaciones tan comprometidas consiste conseguir préstamos para cancelar embargos.

Recibiendo una Notificación de Embargo

Espero que nunca hayas vivido esta situación:

Te encuentras en tu casa, relajado, de repente el timbre suena.

¡Cartero!, tiene usted una carta certificada.

Es una notificación del juzgado. Empiezan los problemas…

Esta puede ser una situación en la que todos nos podemos encontrar en algún momento de nuestra vida. Podemos ser un empresario y por circunstancias del negocio acumular deudas, o ser un trabajador que pierde su empleo y de repente no puede pagar sus préstamos o créditos.

Es una situación ideal para que en cualquier momento podamos recibir un embargo en una propiedad de nuestro dominio.

El siguiente paso a realizar en cuanto conozcamos el origen y la cantidad en euros del problema, será el de obtener el dinero necesario para poder resolver la situación.

Hoy en día las condiciones para que una entidad financiera te conceda un préstamo son mucho más duras que antaño, y más aún si tienes alguna incidencia grave como un embargo judicial, ASNEF, etc.

Ante estas dificultades, solemos acudir a amigos y familiares, pero, ¿qué ocurre cuando la cantidad que se necesita no está al alcance de nuestros allegados?

Soluciones para paralizar un embargo judicial

Nunca te imaginarás lo complicado que es encontrar a un particular desconocido que te haga un préstamo hasta que te encuentres en la delicada situación de tener que buscar prestamistas.

Cuando te metes en faena y buscas soluciones de dinero rápido sueles acudir a anuncios de prensa, consultar con abogados o simplemente buscando en google las opciones necesarias. La oferta puede ser muy variada y la situación se puede complicar más aún si cabe con la aparición de agentes financieros que intermedian en la operación.

Muchos intermediarios elevarán los costes y aumentaran el riesgo de que una operación de crédito se convierta en toda una jauría de leones.

Para evitar este tipo de situaciones una plataforma de préstamos entre particulares o para casos aún más concretos de préstamos de Capital Privado, ponen en contacto a personas que buscan soluciones de crédito para cancelar embargos judiciales, con particulares prestamistas que ofrecerán su dinero en unas condiciones previamente pactadas.

Este entorno favorece un marco legal e informativo que permita que una situación para cancelar un embargo judicial sobre un propiedad de nuestro patrimonio tenga una solución menos traumática.

Cancelando un embargo judicial sobre nuestra propiedad

¡Lo hemos conseguido! Hemos encontrado un prestamista que está en disposición de realizar una oferta para poder cancelar un embargo judicial sobre nuestra propiedad.

Las condiciones económicas suelen ser por regla general más duras que las que habitualmente puede ofrecer una entidad bancaria.

¿El motivo?

El prestamista está afrontando una operación de crédito asumiendo el 100% del riesgo.

¿Esto qué significa?

Que si por alguna razón no devuelves el préstamo, el inversor puede “perder” la totalidad de su inversión. Por esa razón muchos prestamistas requieren un aval o garantía para poder afrontar la operación.

Veamos un ejemplo:

Un autónomo ha tenido dificultades económicas y no ha podido liquidar las cuotas de la seguridad social de sus trabajadores, por lo que tiene una deuda acumuladas con la seguridad social de 38.000€.

La seguridad social en su reclamación para cobrar el importe debido, realiza un embargo sobre una propiedad de su titularidad por la cantidad adeudada.

Este autónomo encuentra en una plataforma de prestamos la solución para resolver su problema.

Por regla general los prestamos que se realizan en este tipo de operaciones establece un limite máximo sobre el valor de tasación de la propiedad que tiene el embargo.

Este límite habitualmente se suele establecer en un 30% del VTM (valor de tasación de mercado).

Menú de cierre