Actualmente cuando un particular necesita financiación se puede encontrar con una serie de dificultades que le pueden impedir el acceso al crédito.

Ante este hecho es muy común buscar entre anuncios de prensa y a través de Internet, alguna solución que nos aporte un hilo de esperanza en la solución de nuestros problemas económicos.

¿Pero en realidad sabemos cómo es un contrato de préstamo entre particulares?

¿Por qué un contrato de préstamo entre particulares?

Normalmente una entidad bancaria gestiona las entradas de crédito mediante un equipo de analistas que determinan la viabilidad de la solicitud en s. Un analista no valora ningún aspecto de la operación´, solo ve números, es decir, si tú estás actualmente en el paro y no tienes ingresos, o simplemente estas en el ASNEF por algún problema histórico con alguna deuda, automáticamente no eres un cliente interesante para cualquier entidad de crédito.

Es en estos momentos cuando la financiación privada de un particular puede solucionar tu situación financiera. Puede ser más sencillo que un particular confié en ti que una entidad bancaria.

Pero para que este proceso llegue a buen puerto es necesario redactarlo mediante un contrato que refleje a los integrantes del préstamos y las condiciones que se pactan como pueden ser el capital prestado, los intereses pactados y el tiempo para su devolución.

Todo esto puede ser reflejado en un contrato tipo básico o para mayor seguridad de la parte prestamista en una minuta/escritura que se inscribe en una garantía o aval de la parte prestataria.

Confianza. Una palabra sencilla con un gran significado

Para que un particular confíe en ti tendrás que ofrecerle algún tipo de garantía. Las webs que se dedican al capital privado o los préstamos entre particulares exigen que el solicitante de un préstamo aporte una garantía real hipotecaria.

Una garantía real hipotecaria es la presentación por parte del solicitante de préstamo de un aval cuya responsabilidad (incluido el prestatario) recae sobre la cantidad prestada mas los intereses y los gastos judiciales (en caso de reclamación judicial).

Las garantías reales más interesantes para un inversor particular que se dedique a los préstamos entre particulares serán las que en el caso de una adjudicación hipotecaria por impago del préstamo tengan una mejor salida al mercado, lo que permitiría un retorno de la inversión a la parte prestamista.

Garantías como viviendas en zonas urbanas pobladas y grandes capitales como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, etc., son muy interesantes para garantizar una operación de préstamo entre particulares.

Otro tipo de garantía que suelen interesar son casas y chalets siempre que no se encuentre en una zona rústica. Las zonas rústicas suelen tener un valor más incierto por las posibilidades de recalificación que un organismo público puede ejercer influyendo finalmente en su valor de mercado inicial.

La nota simple. El ADN de tu garantía

Cuando se aporta una garantía real es muy común además de aconsejable solicitar una Nota Simple al registro de la propiedad. Este documento indica el estado actual de tu garantía: libre de cargas, hipoteca, embargos, etc. Dependiendo de este estado tu solicitud puede ser interesante o no.

También un dato muy importante que aporta una nota simple es la titularidad de la garantía. Esto permite que un solicitante no pueda aportar una garantía de otra persona o usurpar su identidad, saber que el solicitante de un préstamo es el titular de la garantía es necesario para que la operación se realice correctamente.

Las cargas registrales, la verdadera historia de tu garantía

Las cargas son las deudas que se han contraído aportando la garantía. En una nota simple se identifica el estado actual de sus cargas y si se han contraído deudas o se tienen embargos trabados sobre la misma. Si aparecen habrá que identificar cada una con los certificados necesarios que indique su estado actual, deuda pendiente o cancelada.

La tasación, el valor real de tu garantía

Para que un particular te preste dinero es importante que se sepa el valor real actual de la garantía que se aporta. Actualmente entre particulares solo se esta ofreciendo un 30% del valor de mercado/tasación de la garantía aportada, la tasación indica hasta donde se puede llegar: lo que uno desea y lo que en realidad es.

El préstamo. ¿Cuánto dinero puedo solicitar?

La negociación con los particulares es bien sencilla. Cuando una operación entra en plataforma de préstamos entre particulares P2P lending receptum.es, los inversores identifican el valor y la calidad de la inversión, ofreciendo si es de su interés la cantidad solicitada.

Por lo general, salvo en contadas ocasiones (si la calidad de la garantía lo permite), el mercado de préstamos entre particulares no ofrece un importe superior al 30% del valor que indique una tasación por una sociedad homologada por el BDE.

El interés del préstamo lo marca el inversor que ofrece su dinero, quedando a la espera de que el particular acepte su oferta. El destino del préstamo y o la intención que demuestre el solicitante para devolverlo, son datos importantes para confirmar la solicitud.

Notaría, registro, gestoría y más gastos

Actualmente los gastos que ocasiona un préstamo entre particulares son elevados, por lo que este tipo de prestamos no son lógicos para solicitar cantidades pequeñas o microcréditos.

Pero paso a detallar con brevedad los gastos que se derivan de una operación de crédito entre particulares.

  • Notaría 700€.
  • Registro 300€.
  • Gestoría 360€.
  • Tasación 320€ (dependiendo de la propiedad y metros).
  • Impuesto de Actividades Jurídicas depende de la comunidad autónoma 1,20 a 1,25 del calculo sobre la responsabilidad total hipotecaria.

En algunos caso es necesario realizar trámites si la presentación se realiza telemáticamente UNILATERAL, con lo que los gastos pueden aumentar 120€ más.

El contrato de préstamo entre particulares legal y seguro

Este contrato es una escritura de préstamo con garantía hipotecaria. Actualmente la ley que rige este tipo de contratos es la “Ley 1/2013 de 14 de Mayo”.

En nuestra plataforma la ley nos obliga a ofrecer oferta vinculante con tres días de anterioridad y también se ofrece la minuta que se va a realizar en notaria para el informe o estudio por parte de un profesional abogado/asesor del cliente que solicita el préstamo.

Con todo esto actualmente la realización correcta de un préstamo entre particulares a partir de su aprobación tiene una duración entorno a los 4/5 días.

Menú de cierre