¿Qué es un pagaré?

El pagaré es un documento contable en el cual una persona se obliga a pagar a otra una cantidad especificada a una fecha previamente acordada. Este título es parecido a la letra de cambio y suelen ser utilizados por empresas para obtener recursos financieros sin tener que acudir a otras figuras como, por ejemplo, un crédito.

Es decir, una empresa que no tenga disponibilidad financiera, puede emitir un pagaré a su proveedor que asegurar el cobro con la única salvedad que se aplaza para ser cobrado en cuanto esa empresa disponga de fondos.

¿Qué figuras intervienen en él?

Disponemos de tres figuras en el pagaré:

  • Tenemos el librado que éste se compromete a pagar todo el dinero a una fecha fija o que se pueda determinar (por ejemplo 90 días). En el pagaré coinciden el librador y el librado.
  • El beneficiario que es aquel que recibe el dinero.
  • Y por último tenemos al avalista que es aquella persona que garantiza el pago.

¿Qué información debe incluirse en un pagaré?

Un pagaré debe incluir la siguiente información:

  • Debe reflejarse que es un pagaré.
  • La cantidad a abonar.
  • El lugar en el que debe efectuarse el pago.
  • La fecha de vencimiento en la que deberá abonarse.
  • El nombre del beneficiario.
  • El lugar y la fecha.
  • La firma.

Todos estos datos son necesarios menos el lugar y la fecha en este caso se considerará como un pago a la vista o presentación del mismo.

El plazo máximo para ejecutar el pagaré será de tres años y las acciones que pueden interponerse son la misma que para la letra de cambio cheque igualmente con un juicio cambiario hasta seis meses después desde que no se pueda cobrar.

¿Qué es un pagaré?
¿Qué es un pagaré?

¿Qué consecuencias me puede acarrear el impago de un pagaré?

Podemos incurrir en los siguientes casos:

  • Se planea el juicio de acciones cambiarias del documento.
  • Entrada RAI en caso de ser persona jurídica y si la deuda supera los 300 euros.
  • No se podrán realizar más acciones de crédito frente a la entidad.
  • No se podrán realizar más acciones de crédito frente al proveedor que seguramente exigirá futuras acciones al contado.
  • Gastos de devolución como comisiones bancarias, y también se pueden producir gastos por el levantamiento de la declaración equivalente e incluso el protesto notarial.

 

¿Qué puede reclamar quien sufre el impagado?

La persona impagada puede reclamar a cualquiera de los firmantes, endosantes o avalistas la cuantía del pagaré que no se ha pagado y además los intereses que se devengan de su firma.

Un pagaré puede contener una cláusula de intereses por impago se calculan desde el día del vencimiento sobre el importe impagado y en un tipo de interés del mercado de dinero aumentado en dos puntos aparte se cuentan los gastos de devolución del pagaré, los del protesto y todas aquellas comunicaciones que se hayan hecho para intentar cobrarlo.

Existe una posibilidad de que uno de los obligados, por ejemplo, el avalista pague el pagaré antes que el librador para evitar problemas. En este caso tendrá los mismos derechos del tenedor y podrá proceder a cualquier acción legal que sea necesaria.

¿Qué es el descuento del pagaré?

Este es un servicio que ofrecen las entidades bancarias al fin de obtener una cantidad de dinero necesaria antes de la fecha del vencimiento del pagaré. También te permite asegurar el cobro.

La entidad bancaria que anticipa la una cantidad hasta el total del pagaré menos la comisión que se establezca, deteniendo la entidad, para la realización de servicio.

Normalmente estas comisiones suelen ser altas y siempre es más beneficioso esperado crecimiento para cobrarlo ya que, en caso contrario, supone pérdidas. El descuento normalmente solicita con pequeñas empresas que necesitan capital circulante.

Si necesitas saber más sobre el tema, tenemos una completa guía sobre descuentos de pagarés donde te explicamos cómo conseguirlos y las claves para no equivocarte al solicitarlos.

¿Qué tipos de pagaré hay?

Aunque existen muchos tipos de pagaré todos tienen la misma finalidad que es dar el derecho de cobro a otra persona en una fecha o a un plazo determinado. Las diferencias entre los tipos que existen se basan en quien sea el emisor, como se emite, el momento, forma de pago, …

  • Pagarés bancarios. Estos pagarés se emiten por una entidad de crédito, se imprimen en un talonario, y son los más conocidos.
  • Pagarés de empresa. Emitidos por la empresa pueden llevar la domiciliación. Están en desuso o que permitían disponer del dinero más fácilmente.
  • Pagarés a la orden. Estos pagarés pueden ser transmitidos a un tercero.
  • Pagarés nominativos. Como los anteriores, pero sin esa cláusula, y puede ser endosados.
  • Pagarés no a la orden. Estos pagarés no pueden ser endosados. Se pueden descontar, pero si el banco realiza servicio no puede reclamar nada salvo al beneficiario y éste tiene que ser el original si existen varios endosos.
  • Pagarés a la vista. Estos pagarés separaron en el momento en que se presentan.
  • Pagarés a día fijo. Se pagan a la fecha prescrita.
  • Pagarés a plazo variable de la fecha de emisión. La fecha de vencimiento es calculable.
  • Pagaré sin vencimiento. Como el pagaré a la vista, pero se cumplimenta en el mismo momento en que se cobra.
  • Pagarés para abonar en cuenta. Sólo puede cobrarse en la cuenta del beneficiario.
  • Pagarés cruzados. Parecidos a los anteriores y sólo puede cobrarse si el beneficiario es usuario del banco.

Pagaré de inversiones. Este tipo de pagarés emiten cuando una persona invierte una empresa y el empresario se obliga a devolver la cantidad en un tiempo determinado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *