Los Créditos de Capital Privado como solución de DINERO URGENTE

Los créditos Capital Privado aparecen como una solución de “rescate financiero” en el momento que tu acceso al crédito bancario se encuentra cerrado.

Si en algún momento de tu vida te has encontrado con la necesidad conseguir dinero urgente y por el motivo que sea tu entidad bancaria de confianza te ha denegado la financiación que necesitabas, la búsqueda de soluciones para resolver una situación de falta de liquidez, conlleva posiblemente a tener que contactar con financieras y prestamistas particulares de dinero.

El producto financiero que todos te ofrecerán serán los llamados préstamos privados que ofrecen los prestamistas particulares. La pregunta a la que necesitas una buena respuesta es: ¿los prestamos de Capital privado son La solución a tus problemas de crédito?.

En este artículo te explicare con detalle lo que consiste esta forma de financiarse.

los Créditos de Capital Privado como solución URGENTE

El Capital Privado o Capital Riesgo, es una forma de inversión realizada por inversores profesionales, cuya expectativa en su retorno -ROI- se alargará a medio/largo plazo.

Estas inversiones se realizan en valores con gran potencial de crecimiento (normalmente empresas), que acuden a los créditos de Capital Privado o Riesgo como método alternativo de financiación.

Los inversionistas profesionales se involucran en las inversiones realizadas, y en algunos casos trabajan junto a las administraciones de las compañías, participando activamente junto a la directiva de la empresa.

El objetivo del Capital Privado es incrementar el valor del activo en el que se invierte, para en un futuro realizar un exit (salida de la inversión) y recuperar el capital prestado  más el porcentaje de su beneficio.

Los prestamos de Capital Privado tienen mala fama. Conceptos como riesgo, aval, garantía o simplemente privado, provocan que su denominación varíe hacia definiciones menos agresivas, como  por ejemplo: prestamos de Capital Privado para emprendedores, prestamos de Capital Privado entre particulares, crédito entre particulares.

Desde el punto de vista de un particular, un autónomo o un pequeño empresario, los créditos de Capital Privado, han sufrido una mutación para poder adaptarse a sus necesidades.

Al final todo se resume de la misma manera, prestamistas particulares realizan inversiones en empresas o particulares en forma de créditos de Capital Privado, pactando entre las partes un interés y un plazo para su devolución.

Cómo pueden ayudar los créditos Capital Privado a un “sencillo particular”

Desgraciadamente cuando necesitamos dinero urgente y el banco nos deniega financiación, las pocas soluciones que nos quedan pueden ser: un EUROMILLONES con Bote, heredamos una fortuna o nos contrata Bill Gates de chofer.

Atrás quedaron amigos y familiares a los que ya tenemos agotados con nuestras deudas económicas.

Pero como hemos comentado al inicio de este artículo, en la búsqueda de soluciones a nuestros problemas de liquidez, hemos determinado que nuestro elixir a nuestros problemas serán los créditos Capital Privado.

Como ya habrás leído con anterioridad, te he explicado lo que significa el Capital Privado a nivel empresarial, pero en relación a tu problema particular seguramente no encontraras la relación de ¿cómo me puede ayudar los créditos Capital Privado?

Tu a nivel personal no eres una empresa con capacidad de crecimiento, no eres un activo sobre el cual realizar una inyección de capital que genere un posible beneficio, eres un “sencillo particular” con urgentes necesidades de crédito.

¿Qué puedes aportar para que los prestamos Capital Privado confíen en ti?

¿Tienes un lingote de oro? ¿un Ferrari F-40? ¿un yate en Puerto Banus?

Si tu respuesta es no y la cantidad de dinero que se necesita supera los 3.000€, los únicos prestamos Capital Privado que te pueden ayudar serán los que tengan como objetivo la inversión inmobiliaria (Real State Investiment).

Una garantía real inmobiliaria asegura la inversión, si esta sufre un impago, la propiedad que actúa como aval  puede cubrir la deuda.

El riesgo de conseguir créditos con AVAL inmobiliario

No te lo voy a negar.

Conseguir prestamos Capital Privado con un aval inmobiliario resulta fácil pero conlleva el riesgo de perder el aval en caso de impago.

El impago de cualquier crédito o préstamo contratado, recaerá sobre tus bienes presentes y futuros, en este caso la responsabilidad recaerá sobre el que lleve asociado el aval o garantía.

Los  prestamos Capital Privado con aval inmobiliario que sufren impagos, ejecutan el cobro de su deuda con el embargo y subasta del aval garantizado.

Es muy importante que conozcas que cuando se contratan prestamos Capital Privado en el caso de impago tu garantía corre peligro.

Pero no seamos negativos.

¿Compramos una vivienda con el pensamiento de no pagar nuestra hipoteca?.

Pues este caso es el mismo.

¿Pedimos un préstamo con el pensamiento de no devolverlo?

Imaginemos el caso de que hemos tomado la “arriesgada” decisión de conseguir un prestamo ofreciendo como aval nuestra propiedad.

Tenemos que tener un plan OCD (Objetivo, Condiciones, Devolución) definido con anterioridad, antes de solicitar este tipo de financiación deberás hacerte las siguientes preguntas:

  1. El Objetivo del préstamo
  2. Las Condiciones de financiación
  3. La forma de Devolución

Un buen planteamiento será el futuro bienestar de nuestra economía.

PLAN OCD PARA FINANCIACIÓN PRIVADA

#1. El Objetivo de pedir prestamos Capital Privado

Te lo quiero dejar claro desde el principio para que luego no te lleves a engaños.

El objetivo de solicitar un préstamo de Capital Privado con garantía hipotecaria tiene que ser serio y responsable, es decir, para una causa lógica y de verdadera necesidad.

Olvídate de pedir prestamos Capital Privado para realizar un viaje al caribe, comprar ropa, coche y demás, para esto están las financieras y los microcréditos.

Una situación real por falta de liquidez, es la verdadera razón para contratar prestamos Capital Privado.

Por lo tanto ten claro tu objetivo a la hora de contratar prestamos Capital Privado..

 

#2. Las Condiciones de financiación

Una de las partes mas importantes a la hora de negociar prestamos Capital Privado serán las condiciones de financiación. El buen conocimiento del capital prestado, interés, y el plazo de devolución es fundamental para no llevarse sorpresas desagradables.

El capital prestado indica el total bruto del dinero que el prestamista ofrece en el prestamo Capital Privado.

De este capital habrá que descontar las partidas que se destinan a gastos de gestión y comisiones como por ejemplo; comisión de apertura, comisión de estudio o gestión, registro, notaria, impuestos, etc.

Los prestamos Capital Privado tienen un coste de gestión alto, pudiendo en algunos casos superar el 20% del capital prestado.

El interés indica el porcentaje total que habrá pagar por el dinero prestado. Este interés podrá abonarse en cuotas mensuales, trimestrales o anuales, según las condiciones que marque el contrato de préstamo.

El plazo de devolución estipula el tiempo que disponemos para devolver el dinero. Los plazos para este tipo de préstamos se suelen establecer en uno, dos y cinco años.
Hay que tener muy claras las condiciones exigiendo una oferta vinculante o un presupuesto por escrito dias antes de firmar los prestamos Capital Privado.

 

#3. La forma de Devolución

Te voy a contar lo que hacen el 90% de los solicitantes de un prestamo Capital Privado después de realizar la gestión ante notario, irse a comer para celebrarlo.

Celebrar, ¿el que?.

Has conseguido un préstamo de 20.000€, del cual te han quedado aproximadamente 15.000€ libres, debiendo devolver 22.400 el próximo año.

¿El prestamo Capital Privado te ha ayudado?

Quizá sí, pero sinceramente no hay nada que celebrar, sino, más bien todo lo contrario, hay que pensar cómo vamos a devolver el préstamo.

¿Qué solución tienes para devolver el préstamo? ¿Vas a vender tu propiedad? ¿Recibes un dinero por otros medios? ¿Vas a refinanciar bancariamente a corto plazo tu deuda?

Un buen plan de devolución a la hora de solicitar un préstamo de Capital Privado es fundamental para no llevarse una desagradable sorpresa cuando el plazo nos exija devolver el dinero..

Cuanto dinero me dan con un crédito de Capital Privado aportan un aval

¿Nunca has oído este dicho?: “tanto tienes tanto vales”.

Pues con los créditos de capital privado se hace aún más latente.

Hay una norma establecida en el negocio de los capital privado, la norma del 30% del VTM (Valor de Tasación de Mercado).

Cuando solicitas créditos privados tienen un limite, tu aval inmobiliario. Dicho aval o avales determinarán la cantidad máxima que podrás solicitar.

Los inversores y las empresas que se dedican al negocio de los prestamos capital privado suelen conceder como máximo hasta el 30% del valor de la tasación de tu aval inmobiliario en condiciones normales.

En el negocio de la inversión inmobiliaria unas condiciones normales se basan en que la fluctuación del valor de la propiedad no sea a la baja. Recuerda que estamos hablando de inversiones y como tal hay que tener muy presente el valor futuro del activo.

¿Esto qué significa?

Compara estas dos operaciones:

  • Una propiedad en el paseo de la Castellana, cien metros cuadrados, un sexto, ascensor, valor de mercado/tasación actual 360.000€ y subiendo.
  • La otra, una casa en La Alcarria un sitio pequeño pocos habitantes y un valor de mercado/tasación de 86.000€.

¿Cual crees tu que seria una buena inversión?

¡La Alcarria!. ¡Has acertado!, esa casita en la castellana, ¿verdad?.

Pues, va ser que no amigo.

No me juzgues por ser un poco centralista, pero la casa en La Castellana se lleva la palma.

Por tu casa en la Alcarria no te dejarán ni 10.000€.

Sin embargo por la casa en La Castellana probablemente te ofrezcan casi 100.000€ (incluso más).

Esto es un claro reflejo de cómo puede pensar los inversores inmobiliarios.

El valor y la ubicación de la propiedad es fundamental para que un prestamista decida a mover su dinero.

Finalmente 3 consejos a la hora de solicitar prestamos Capital Privado

No soy dado a dar consejos, mas bien a recibirlos, pero aquí te va algún que otro consejillo (como Mac flanders).

  1. El primer consejo que te puedo dar es que a ser posible te enseñen antes de llegar a la notaría la minuta del préstamo que vas a firmar, esto es muy importante, existen multitud de casos en los que el intermediario o el inversor ofrece unos números y al final son otros.
  2. No firmes hipotecas con letras cambiarías, son un auténtico peligro, nunca sabes donde van a caer dichas letras.
  3. Ten presente que el lugar de pago esté reflejado en la minuta, y a ser posible que sea una cuenta bancaria y que esta sea confirmada por el inversor, puede ocurrir que a la hora de pagar no encuentres al prestamista y la cosa se complique.

Que te dejen muy claro antes de firmar el préstamo los gastos y comisiones derivados.