Préstamos a largo plazo | Guía completa

Los préstamos a largo plazo se han convertido en una de las facilidades que más pueden beneficiarnos actualmente. El hecho que podamos pagar una deuda de crédito varias veces nos permite mantener el valor de las cuotas al mínimo. En algunos casos, es casi imperceptible, lo cual facilita el pago.

Más aun si se trata de invertir en algo como un negocio o una nueva empresa, ya que los resultados a largo plazo pueden ser muy buenos y el crédito habrá valido la pena. Pero también es útil en muchos otros, como para financiar la compra de una propiedad residencial.

¿Qué es un préstamo personal?

Es un producto financiero ofrecido por bancos, los cuales prestan dinero al solicitante del servicio, sin necesidad de probar su propósito, siendo un contrato entre el cliente y la entidad financiera.

Esto quiere decir que nosotros recibimos una cantidad previamente acordada, más los intereses y luego debemos devolver el importe en un plazo de tiempo determinado, mediante un contrato firmado.

El préstamo personal es la solución más práctica para quienes necesitan dinero rápido y así poderlo invertir en un propósito. La mayoría de las veces, se solicitan para resolver una emergencia, pagar deudas, retirar la tarjeta de crédito o un cheque especial.

¿Qué son los préstamos a largo plazo?

Son un tipo de financiación empresarial en la que la fecha de vencimiento del préstamo se extiende más allá de un año e incluso puede durar hasta 20 años (por ejemplo, préstamos para inmuebles comerciales). Se utiliza principalmente para que financiemos proyectos a largo plazo, tales como expansión de negocios, franquicias, compra de propiedades, equipos y otros activos fijos.

Qué son los préstamos a largo plazo y cuando solicitarlos
Ventajas y desventajas de los préstamos a largo plazo

¿Cuáles son las ventajas de los préstamos a largo plazo?

Periodo de amortización más largo

Con un período de pago más largo, no estaremos tan presionados para pagar la cantidad total del préstamo rápidamente. No obstante, esto no significa que debemos descuidar los pagos mensuales y sacarlos de nuestra mente. Como se trata de un gasto a largo plazo, aún necesitaremos tener un plan para hacer frente a la deuda.

Tasas de interés más bajas

Los préstamos a largo plazo generalmente tienen tasas de interés más bajas que las deudas a corto plazo. Esto se debe a que la solicitud de financiación es mucho más rigurosa, ya que implica un mayor riesgo y también más dinero. Sin embargo, sí que hay que tener en cuenta que gastaremos más en intereses.

Podemos financiar gastos importantes

El objetivo de cualquier negocio son las ganancias, y con eso, viene la capacidad de escalar o crecer. Cuando iniciamos un negocio, cubrimos muchas partes de la empresa. Sin embargo, a medida que nuestro negocio vaya creciendo, tendremos que ir contratando personas para que trabajen con nosotros.

Cuanto más escale nuestro negocio, más gastos deberemos cubrir, y algunos de ellos serán muy caros. Por,ejemplo,Si necesitamos automatizar la producción de un producto, tendremos que comprar la maquinaria, la cual puede venir con un precio muy alto. Introduciendo los préstamos a largo plazo, podremos financiar los gastos de gran valor que supone esta adquisición.

¿Cuáles son las desventajas de los préstamos a largo plazo?

Debemos pagar más en intereses totales

Incluso si las tasas de interés son más bajas con los préstamos a largo plazo, tendremos todavía que pagar más en intereses, porque la cantidad que pediremos prestada es mayor que la cantidad que se puede proporcionar con financiación a corto plazo.

Debemos evaluar la situación individual. Podemos estar pagando más en intereses totales, pero si el gasto es una inversión y conduce a más ventas (por ejemplo, comprar máquinas para producir más unidades), entonces un crédito de mayor duración es la mejor opción para hacer crecer la empresa.

Limita el flujo de caja mensual

Aunque el tiempo para pagarlo será más largo, es muy recomendable que realicemos pagos regulares, ya que no queremos gastar más en intereses. Con pagos regulares, podemos restringir nuestro flujo de efectivo.

Proceso de solicitud más riguroso

Como la cantidad de los préstamos a largo plazo son mucho mayores que la cantidad proporcionados por el crédito a menor tiempo, los prestamistas correrán un mayor riesgo. Para minimizar ese riesgo, el proceso de solicitud es más tajante para eliminar a aquellos solicitantes que no tienen el historial de crédito o la capacidad de pagar la deuda.

Cómo obtener un préstamo a largo plazo

Los préstamos a largo plazo son difíciles de obtener para las empresas de nueva creación. Por lo general, solo los negocios establecidos con algunos años de éxito financiero son aprobados para créditos bancarios a largo plazo. Para su aprobación, nuestra empresa tiene que tener un plan de negocios y varios años de estados financieros históricos para poder obtener una financiación de este tipo.

Además, tenemos que preparar estados financieros pronosticados para demostrar que podemos pagar. Antes de que una pequeña empresa busque un préstamo a largo plazo, siempre debe comparar el coste del mismo con el del arrendamiento del activo que desea financiar. Las tasas de interés de un crédito a largo plazo suelen ser unos pocos puntos más altas que las tasas de interés de un préstamo a corto plazo en una economía normal.

Si estamos al tanto de la tasa de interés preferencial, podemos añadir algunos puntos a eso y encontrar algo cercano a la tasa de interés que el banco nos cobrará. Esos pocos puntos reflejarán lo arriesgada que sienten a la empresa. Cuanto más arriesgada sea, más puntos añadirán a la tasa de interés preferencial. Al evaluar el riesgo, los bancos examinarán las 5C de la solvencia de nuestra empresa.

¿Cuándo debemos obtener préstamos a largo plazo?

Cuando nuestro negocio sea solvente.

Son más accesibles para las empresas que han demostrado su valía, aumentando las ventas y teniendo suficientes reservas de efectivo que son características de las compañías más grandes. Como los prestamistas quieren minimizar el riesgo, prestaran a aquellos que tienen la capacidad y el historial de devolver el dinero.

Las pequeñas empresas y las de nueva creación se encuentran en desventaja con este tipo de financiación, ya que no tienen la historia ni la credibilidad todavía, por que acaban de comenzar.

Nuestra necesidad de pedir prestado se extiende más allá de un año

Si estamos solicitando una financiación porque nuestro proyecto durará varios años, los créditos a largo plazo son la mejor opción en comparación con el crédito a corto plazo. Esto se debe a que proporcionan la cantidad y el período de vigencia mejor alineados al propósito de nuestro crédito.

Nosotros no podremos comprar bienes raíces con un préstamo de corto tiempo, ya que tendremos fondos insuficientes. De la misma manera, tampoco podemos utilizar uno de mayor duración para pagar el salario de los empleados durante el mes, ya que terminaremos gastando los fondos excedentes innecesariamente.

Tener un plan de pago accionable para el largo plazo

Si no tenemos planes a corto y largo plazo para pagar nuestra deuda, podríamos tener efectos perjudiciales en el negocio. Los pagos irregulares terminarán haciéndonos pagar más en intereses, pero si nos mantenemos con pagos regulares no tendremos que gastar más.

5 preguntas para hacer al comparar préstamos personales a largo plazo

  • ¿Cuál es la tasa de interés del préstamo? Esto define en gran medida cuáles serán nuestros pagos durante el curso. Es importante tener en cuenta nuestra tasa de interés a la hora de calcular cuáles serán nuestros pagos mensuales. De esta manera, sabremos exactamente a qué tipo de tasa de interés tendremos que aspirar cuando lo solicitemos.
  • ¿Está el préstamo asegurado o no? Los créditos garantizados requieren garantía y normalmente tienen tasas de interés más bajas en comparación con los no garantizados, los cuales no la requieren.
  • ¿Cuánto es la cantidad del préstamo? La cantidad que podamos pedir prestada depende de varios factores tales como nuestro puntaje de crédito, para qué necesitamos los fondos, nuestra capacidad de proporcionar una garantía adecuada, los ingresos anuales y los gastos mensuales.
  • ¿podemos pagar el préstamo antes de tiempo? La flexibilidad de pago puede ser importante para nosotros incluso si deseamos un crédito a largo plazo. Es posible que obtengamos algo de dinero en efectivo y queramos hacer pagos adicionales o decidir pagarlo por completo antes de la fecha de pago original. Para ello debemos averiguar antes si podemos hacerlo sin recibir penalización.
  • ¿Cuáles son los otros cargos y cargos del préstamo? Hay que revisar nuestro contrato para obtener una lista completa de los cargos que debemos pagar. Algunos créditos con plazos más largos tienen cargos de mantenimiento y otros cargos pequeños que pueden acumularse rápidamente para hacer que el crédito sea mucho más caro.

Elegir entre tipos fijos y variables

Cuando buscamos un préstamo, podemos tener la opción de elegir entre uno de tasa fija o variable. Cada uno tiene sus beneficios, y algunos prestamistas incluso permiten tener una tasa fija cerca del comienzo del plazo de nuestra solicitud y cambiarla a una tasa variable más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *